"Quiero tocar corazones...no vidrios de carro"

Cuando se acerca a pedir ayuda, los automovilistas suben los vidrios

Por Redacción

La señora María Elizabeth Silva es una de las tantas personas que fueron afectadas con la desaparición del Seguro Popular.


Ella tiene una enfermedad degenerativa que le produce dolor permanente en las articulaciones, por lo que siempre tiene que estar medicada.


Hasta hace poco más de un año estaba en Mazatlán, su lugar de origen, pero la necesidad de buscar dinero para comprar el medicamento, la hizo moverse a la capital del estado.


Cada mañana ella vende chicles y paletas de dulce en ciertos cruceros de la ciudad, por unas dos- tres horas por la mañana, depende del tiempo que pueda aguantar de pie, porque aunque se ayude con un bastón, el dolor y la hinchazón en las rodillas la inhabilita.


Ella busca vender sus dulces en los cruceros de Universitarios y Las Américas y en el sector Humaya, en el cruce de Enrique Félix Castro y Enrique Cabrera, pero su experiencia es dolorosa, no nada mas por los dolores físicos, sino por la apatía de la gente que cuando la ve que se acerca a los carros a vender...suben el vidrio de las ventanas.


Ella vive en un cuarto que le rentan, puesto que su única hija vive en Mazatlán y a su vez tiene sus gastos, puesto que tiene una pequeña con necesidades especiales.


El dinero que la señora “Ely”, como prefiere que le llamen, el dinero que va juntando, lo necesita para comprar medicinas y pañales.


La señora Ely vive en la calle Tezozomoc 3627, en la colonia Rosario Uzarraga en Culicán y el teléfono donde se le puede contactar es el 6672 13 39 76, con Magui o Mauricio, que son sus caseros.

Más en Sociedad

Más en Sociedad

PROGRAMAS

Futbol Femenil

NOTICIAS

Clientes